Airi® Transporte

Recuperar la confianza de los usuarios es una prioridad

Máscaras en el transporte público

El uso del transporte público ha sido uno de los grandes miedos de los ciudadanos desde que apareció el COVID. Varios estudios han demostrado que sí es seguro su uso siempre y cuando puedan cumplirse las medidas de seguridad y prevención sanitaria necesarias, destacando contar con métodos adecuados de ventilación. 

La calidad del aire en el interior de los transportes puede ser muy cercana a la del aire en el exterior, con una media de concentración de CO2 inferior a las cantidades máximas recomendadas por las autoridades de salud y la Organización Mundial de la Salud (OMS), así se ha comprobado al instalar sistemas de monitoreo de Airi® en en el interior de diversos medios de transporte. Los resultados que se han obtenido de estas mediciones a lo largo del periodo de monitoreo, incluyendo las horas pico, se sitúan en cifras que están por debajo de 800 ppm en transportes que mantienen sus ventanas abiertas, sin embargo los transportes que operan con puertas y ventanas cerradas solo recirculando el aire interior, ponen en mayor riesgo de contagio a sus ocupantes.

Otro elemento clave en la prevención, es la ocupación en el transporte ya que entre más personas permanezcan dentro, mayor deberá de ser el volumen de aire que deberá ingresar para renovar el aire interior y mantener niveles adecuados de CO2.

Vigilar los niveles de concentración de CO2 a través del monitoreo de Airi® , por un lado representa recuperar la confianza de los usuarios del transporte y por otro lado los encargados de la gestión de la seguridad del transporte podrán contar con datos relevantes para tomar mejores decisiones.